miércoles, 6 de diciembre de 2017

MAYORÍA CONGRESAL AUTORITARIA CONTRA PARTICIPACION POPULAR

LECTURAS INTERESANTES Nº 793
LIMA PERU            6 DICIEMBRE 2017
CONTRARREFORMA AÑO UNO
LA REPUBLICA. EDITORIAL Lima, 6 Dic 2017
Más leyes que reducen la participación democrática de los ciudadanos y afiliados a los grupos políticos.
Se avanza otro paso en la contrarreforma electoral. Se ha convertido en norma (la Ley Nº 30692) la iniciativa legislativa que permite la postulación a los gobiernos regionales y municipales a los ciudadanos que han nacido en una circunscripción territorial, aunque no vivan en ella.

De ese modo, los candidatos impuestos por las dirigencias nacionales se impondrán a los de las bases, resintiendo más la democracia partidaria.
Esta es la última de las leyes aprobadas por la mayoría fujimorista, en aplicación del diseño aprobado meses atrás, el cual consiste en impedir la aprobación de normas coherentes e integrales, y priorizar los parches; esto permite organizar un entramado que incremente las posibilidades políticas de un solo grupo.
Antes fue promulgada la Ley Nº 30689 sobre financiamiento que, si bien permite el aporte de personas condenadas o con prisión preventiva por delitos de alta peligrosidad e impide el financiamiento anónimo, establece que las sanciones por estas infracciones sean multas y no la exclusión del proceso electoral, que sería una sanción política. Esta cuestionada ley elimina la rendición de cuentas de los partidos ante la ONPE durante el proceso electoral y establece que esta se realice una sola vez, finalizadas las elecciones. Además, permite que cada candidato sea responsable de su campaña y que las infracciones en las que incurran no comprometan a sus partidos.
Otra norma orientada a reducir la participación política es la Ley Nº 30688, la cual suprime los movimientos distritales y provinciales, supuestamente para fortalecer los partidos políticos y evitar la elección de representantes cuestionados, un propósito endeble frente a la realidad de la composición de actual del Congreso –con legisladores que provienen precisamente de movimientos locales– y la larga lista de autoridades acusadas de corrupción que pertenecen a los partidos llamados “nacionales”, como lo recuerda el reciente caso del alcalde de Villa María del Triunfo (Lima).
El fujimorismo espera aprobar antes de la culminación de esta legislatura el cambio de las reglas de juego para las elecciones regionales, elevando de 30% a 40% el porcentaje de votos obtenido por un candidato para evitar la segunda vuelta electoral. De ese modo, Fuerza Popular, que el año 2014 disputó la segunda vuelta en tres regiones, mejorará sus posibilidades de hacerse con más regiones.
La contrarreforma, avalada por el silencio de la mayoría de bancadas parlamentarias, es por otro lado insensible ante otras demandas que de concretarse incidirían en la mejora de la representación. Es el caso de las listas alternadas de género en los cargos de elección popular, la eliminación del voto preferencial, y las elecciones internas dirigidas por los organismos electorales. Este cuadro que demuestra el bloqueo de la reforma en el Congreso agota la etapa de las esperanzas depositadas en el Congreso y abre otros escenarios.

CHAMBILLA



No hay comentarios: